Saltar al contenido

IAIP ordena al Ministerio de la Defensa Nacional realizar la búsqueda y recabar información con relación al caso del periodista Koos Koster, asesinado en el pasado conflicto armado

El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) ha fijado un plazo de 30 días al Ministerio de la Defensa Nacional (MDN) para hacer una búsqueda de la información referente al archivo de registro por parte de la extinta Policía de Hacienda relacionada al asesinato de Koos Koster, periodista de los Países Bajos, así como a los miembros de su equipo, hecho ocurrido el 12 de marzo de 1982 e incluido en el Informe de la Comisión de la Verdad, en el cual se reconoce  a miembros de la Fuerza Armada como autores directos.

El IAIP se ha pronunciado ante un recurso de apelación presentado ante el instituto el pasado 15 de octubre de 2019  en contra de la resolución emitida por el oficial de información del MDN.

El Ministerio de la Defensa afirmó que dicha información era de carácter inexistente. Para el  IAIP esta aseveración se enmarca dentro de las restricciones al derecho de acceso a la información Pública.

Ante lo anteriormente expuesto, el IAP ha ordenado al MDN: reunir la información referente al plan de vuelos de los helicópteros (ala rotativa) desde enero a junio de 1982, especificando grado, nombre de tripulación, misión y tiempo de vuelo hacia y desde su despegue de la 4ª. Brigada de Infantería del Paraíso; el libro de novedades de capitán y cuartel o libro de novedades de la 4ª. Brigada del Batallón Atonal del mismo período mencionado.

Además el Ministerio de la Defensa Nacional, deberá buscar información sobre la nómina o planilla del pago de personal de la Fuerza Armada (militar y civil), con nombre completo, cargo y grado que conformaba el Estado Mayor del Batallón Atonal – entre el período de enero a junio de 1982-, con las unidades administrativas correspondientes, incluyendo todos los archivos de las unidades militares que pudieron estar involucradas en las áreas geográficas indicadas durante los períodos de tiempo señalados.

Según la resolución del IAIP, el MDN deberá dejar constancia fehaciente de los procedimientos empleados para tal efecto y justificar debidamente los resultados obtenidos. 

En el caso de no encontrarse la información antes mencionada, el MDN deberá ejecutar diligencias encaminadas a recuperar o reconstruir la información solicitada, las cuales incluyen: 1) recabar datos de las personas que pudieron tener acceso a la información solicitada o de quienes participaron en todos los niveles en las operaciones o en los hechos alegados; 2) consultar registros históricos pertenecientes a otras instituciones estatales privadas, nacionales e internacionales que pudieran contener información relacionada con la pretensión de la parte apelante.

Asimismo, el Instituto ordena al MDN que todas las diligencias efectuadas para ese proceso deberán quedar debidamente documentadas en los instrumentos archivísticos y además ser puestos a disposición de la persona solicitante de la información.

El IAIP notificará al Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos para que inicie investigaciones y determine la responsabilidades en materia de derechos humanos a que haya lugar, sobre los actos cometidos por parte de los agentes del Ministerio de la Defensa Nacional descritos en dicha resolución.

Caso Koos Koster

En el análisis de la información directamente relacionada con el asesinato del periodista de los Países Bajos, Koos Koster y los miembros de su equipo, el IAIP hace referencia al contenido del informe de la Comisión de la Verdad,  que señala que este hecho se trató de la eliminación física de periodistas civiles a cargo de fuerzas militares nacionales. Al respecto, señala la resolución:  

“Debe recordarse que incluso la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, ha reconocido el Informe de la Comisión de la Verdad para la determinación de graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el pasado conflicto armado indicando que: Se advierte en cada uno de los casos establecidos en el informe de la Comisión de la Verdad, un denominador común: la existencia de diversas estructuras de carácter militar, paramilitar e insurgente que conforme al uso de métodos atroces y fuera de todo amparo en el ordenamiento jurídico vigente al momento de conflicto armado salvadoreño-desencadenaron graves violaciones a los derechos humanos fundamentales de la población-”.

Asimismo, se estableció que: “Puede afirmarse, de acuerdo a lo expresado en Informe de la Comisión de la Verdad, que el asesinato de todos los miembros del equipo de periodistas liderado por Koos Koster, constituye una violación a los derechos humanos y también a las leyes y costumbres de guerra; en consecuencia, el presente caso debe recibir el tratamiento jurídico correspondiente al acceso a información relativa a esta especial naturaleza.

Consulte resolución NUE 252-A-2019 aquí: https://bit.ly/3bMPzdf