Saltar al contenido

Discurso pronunciado en el marco del séptimo aniversario del IAIP

Discurso pronunciado en el marco del séptimo aniversario del IAIP

Comisionada Presidenta en funciones, Silvia Cristina Pérez

En representación del Pleno de los Comisionados y Comisionadas del Instituto de Acceso a la Información Pública les damos la más cordial bienvenida a todos y a todas que este dia nos acompañan en el Foro titulado: Experiencias y desafíos para un ejercicio efectivo del derecho de acceso a la información pública.

Su presencia acá es una clara muestra del compromiso con la transparencia y el interés por atender y respetar el derecho humano fundamental de acceso a la información pública.
Este día es de especial importancia, porque el Instituto conmemora el séptimo aniversario de su creación, un motivo de celebración que hacemos extensivo a todos ustedes y a todas aquellas personas que de una manera u otra han apoyado al Instituto, a pesar de los vaivenes por lo que hemos atravesado.

El Instituto de Acceso a la Información Pública siempre se ha caracterizado por tener una fuerte participación en la promoción de la transparencia y rendición de cuentas que los ciudadanos exigen a los entes obligados en la ley, así como también, por emitir criterios resolutivos que pese a la incomodidad de algunos entes, demuestran no solo la independencia del Instituto de cualquier poder del Estado sino además, su compromiso por lograr que la población tenga acceso a aquella información que de acuerdo con la LAIP debe tener.

Según el documento de la Organización de los Estados Americanos, OEA, titulado: “El acceso a la información pública, un derecho para ejercer otros derechos”, elaborado en el 2013, año en que fue creado el IAIP, manifiesta que: “El acceso a la información pública, como se establece en las convenciones y leyes nacionales, representa un derecho fundamental para todos los ciudadanos que deseen buscar y recibir información y datos en manos del Estado. Asimismo, es importante porque permite participar en los asuntos políticos y monitorear las acciones del estado transparentando la gestión pública. El ejercicio del derecho de acceso a la información pública fortalece la participación ciudadana, las políticas públicas, la gestión pública y por ende la gobernabilidad democrática.”

El IAIP es una institución pequeña tanto en su infraestructura como en el personal, sin embargo eso no ha sido motivo para dejar de cumplir la loable misión de transformar la cultura del secretismo y del ocultamiento de la información, una cultura que por años mantuvieron las instituciones del Estado hacia la población y que algunas todavía conservan.

Pese a los obstáculos y resistencias enfrentadas podemos decir que en estos siete años se ha abierto un camino trascendental en el tema de la transparencia y acceso a la información pública y protección de datos personales, sobre todo considerando que si hacemos una mirada retrospectiva, hace siete años el tema de la transparencia y acceso a la información pasaba desapercibido.

Para el Instituto todos los obstáculos presentados han sido una oportunidad de mejora, ninguna de estas situaciones han sido motivo para desistir, y lo hemos demostrado dando la cara y rindiendo cuentas ante la ciudadanía incluso en nuestros momentos más difíciles. Estas situaciones han sido más bien un incentivo para redoblar los esfuerzos para concienciar a las instituciones que la información debe estar a disposición de los ciudadanos y ciudadanas.

En este séptimo aniversario del IAIP queremos reconocer la importante labor realizada por las organizaciones de la sociedad civil, cooperación internacional y otras entidades, ya que así como contribuyeron con participación activa en un inicio a la creación del Instituto y a la aprobación de la LAIP, hoy en día muestran el mismo espíritu en la defensa de los derechos y de la independencia de esta institución que es fundamental para la democracia.

En estos siete años de funcionamiento el Instituto ha sentado importantes precedentes en materia de acceso a la información pública y en la protección de datos personales.
Durante su funcionamiento el Instituto ha atendido más de 3 mil casos relacionados con el derecho de acceso a la información pública y más de 600 casos sobre protección de datos personales.
Ha capacitado a más de 21 mil personas entre ciudadanos y servidores públicos de entes obligados.

Asimismo, se han realizado importantes esfuerzos desde el Instituto en materia de género, gestión documental y evaluación del desempeño de entes obligados municipales y no municipales. Así también se ha iniciado un importante esfuerzo con la Unidad Jurídica en crear planes de acción para la agilización de plazos en los trámites que se ventilen ante el Instituto y reducir la mora, así como potenciar la competencia en protección de datos personales que tenemos desde la creación de la ley.

Si bien nos sentimos satisfechos por los logros que hemos alcanzado hasta el momento, nuestro compromiso es seguir potenciando más las capacidades del Instituto y lo ya instaurado por la llamada primera generación de Comisionados, que con el término de funciones de la Licda. Olga Chacón finaliza, pero queremos enfatizar que solo en tiempo existen esas divisiones de Comisionados pues al final somos todos los Comisionados y Comisionadas que han formado y que formamos actualmente el IAIP, quienes en ejercicio de nuestras funciones hemos contribuido a ese trabajo y visión institucional con la cual nació el Instituto y que se debe preservar. Al final el Instituto lo hemos representado todos sus titulares y lo deberán seguir haciendo con el mismo compromiso quienes formen parte de este en un futuro.

Esta nueva generación de Comisionados y en especial esta particular configuración de Pleno seguimos comprometidos con la ciudadanía y sobre todo con un Estado democrático de Derecho que permita el respeto de todos los derechos fundamentales de los ciudadanos y ciudadanas.

Por ello, podemos señalar que han existido graves, reiteradas y estratégicas amenazas para un ejercicio efectivo del derecho de acceso a la información pública y también a la institucionalidad del Instituto y en general, a la institucionalidad de todo nuestro país, a lo cual nos oponemos tajantemente.

Es más, podemos decir que de seguir así se concretizarán señales de un retroceso en atender este derecho fundamental de la población, así también en el tema de rendición de cuentas y escrutinio a que todo funcionario público estamos sometidos.

Podemos señalar que en aras de dilatar, retrasar o desanimar a la población para que ejerza su derecho de acceso a la información, hay quienes recurren a mecanismos para evitar la entrega de la información, medios que si bien legales, no son éticos ni contribuyen a la cultura de la transparencia.

Todas las excusas o argumentos de impedir el acceso a la información pública a la población, son una clara voluntad de querer vivir en el pasado donde no existían controles por parte de la ciudadanía, disponiendo el funcionario a su libre antojo y por un acto arbitrario de los recursos estatales. Estamos convencidos que en la medida que se transparenten las actuaciones de los funcionarios públicos, se reducen considerablemente los espacios de corrupción, que debe ser un compromiso de país. No se puede hablar de combate a la corrupción si ocultamos la información. Son dos categorías no compatibles ni coherentes y que este Instituto luchará por separar.

Asimismo, me complace mencionar que después de siete años de funcionamiento por primera vez el Pleno del Instituto que somos los Comisionados y Comisionadas propietarios y suplentes, está mayoritariamente conformado por mujeres, todos y todas profesionales, con credenciales y amplias capacidades, grupo del que por supuesto estoy orgullosa de ser parte y ahora tener el honor de ser la primera Presidenta de tan importante institución.

Estando próximos a dos elecciones de tres Comisionados de nuestro Instituto, uno de universidades y dos de periodistas, hacemos un llamado a la población a estar atentos a ello, seguir haciendo uso de la ley y a cuidar la institucionalidad, pues cada uno de nosotros está obligado a cuidar la transparencia y controlar la gestión pública.
De igual manera invitamos a los entes obligados a cumplir siempre con las disposiciones de la ley y evitar actuaciones que busquen obstaculizar derechos fundamentales y la conformación de ese Estado democrático de Derecho que todos aspiramos.

Nuestro compromiso está expresado, sin embargo, sabemos que solo lo lograremos con la ayuda de todos y todas ustedes, personas que han apoyado al Instituto o que lo han hecho reflexionar sobre sus errores, pero que al fin y al cabo han construido lo que somos hoy por hoy.

Finalmente, no quiero dejar de reconocer, felicitar y agradecer a todo el personal del IAIP que apoyan incondicionalmente nuestra visión por un mejor país, y por supuesto, a los ex Comisionados y Comisionadas del Instituto, por todo el empeño para lograr que esta institución impulse cambios importantes en nuestra sociedad y ser la motivación de aquello que debemos respetar, conservar y mejorar, para un mejor servicio a la ciudadanía. Todos ellos y todos nosotros ahora, pretendemos celebrar año con año más éxitos, que son éxitos institucionales pero son más bien, éxitos de país.}

Quiero terminar con una frase que leí por casualidad hace unos días y que comparto totalmente y dice: “Un ámbito inviolable es la honestidad. En la gestión pública significa transparencia y rigor en la austeridad y en la conducta. El tema del honor no admite dudas, por lo que, no hay sitio para ambigüedades”.
Muchas gracias…

7 años fomentando la cultura de transparencia