Saltar al contenido

Ciudadanía Memoria y Cultura de Paz en El Salvador

Los Ciudadanía Memoria y Cultura de Paz en El Salvador MINED son una caja de herramientas para trabajar por la ciudadanía democrática, la memoria y la cultura de paz en las escuelas salvadoreñas y otros espacios educativos para niños y niñas. El propósito de esta sección es proporcionar a los docentes y maestros que utilizarán esta caja de herramientas una serie de directrices informativas y recursos históricos básicos para contextualizar las actividades pedagógicas del Ministerio de Educación de El Salvador. Descargar documentos en PDF:

Presentación

Presentación Ciudadanía Memoria y Cultura de Paz

Memoria Ciudadana

Memoria Ciudadana. Ciudadanía Memoria y Cultura de Paz

Convivencia y Cultura de Paz

Convivencia y Cultura de Paz Ciudadanía Memoria y Cultura de Paz

Los orígenes del proyecto se remontan a julio de 2016, cuando la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador (PDDH) y el Instituto Auschwitz para la Paz y la Reconciliación pusieron en marcha una iniciativa para diseñar un proyecto educativo adaptado a la realidad salvadoreña, dirigido a niños y adolescentes, que en definitiva contribuyera a fortalecer los valores democráticos y la cultura de los derechos humanos del país, en términos de prevención de atrocidades masivas.

El proyecto comenzó con un enfoque participativo, con la creación de un grupo de trabajo de 35 personas, compuesto por representantes de la comunidad educativa, la sociedad civil y diversas instituciones gubernamentales del país. Este grupo elaboró un diagnóstico de la situación educativa y social de los jóvenes en El Salvador, a partir del cual se definieron los parámetros de un programa de trabajo que respondiera específicamente a las necesidades del contexto y que contemplara estrategias para maximizar el impacto del proyecto y asegurar su sostenibilidad a largo plazo. La propuesta también preveía que el grupo supervisara el desarrollo del proyecto en todo momento y validara los materiales producidos.

La escuela es el lugar donde los niños y jóvenes pasan la mayor parte de su vida diaria. La tarea central de la escuela es educar a los alumnos en un entorno de aprendizaje donde se garantice el respeto mutuo y el libre ejercicio de los derechos. La escuela debe ser un lugar donde los niños y los jóvenes puedan desarrollar sus habilidades en un entorno protector y estimulante, para que puedan convertirse en ciudadanos independientes y comprometidos con el bienestar de la sociedad en su conjunto.

Sin embargo, las escuelas se enfrentan a una serie de retos para cumplir adecuadamente este papel, uno de los cuales es el problema de la violencia. Como reflejo de la sociedad, la escuela es un lugar donde se producen diferentes formas de violencia que afectan a la convivencia, como la violencia entre alumnos, entre profesores y alumnos, entre profesores, entre familiares y profesores, o entre la comunidad y la escuela. La presencia de diferentes formas de violencia en las escuelas puede comprometer la capacidad de la escuela para cumplir sus funciones educativas y de protección más inmediatas.